Turbulencias alrededor del Impuesto sobre el Patrimonio y Sucesiones.

Según hemos podido saber, desde la Conselleria d’Economia de la Generalitat, se han planteado  dos modificaciones a nivel tributario, que podrían suponer un aumento de la presión fiscal a los contribuyentes:

1.- Aumento en la tributación en el Impuesto sobre el Patrimonio.

2.- Incremento del % de participación en empresas familiares que da derecho a los incentivos fiscales del Impuesto sobre el Patrimonio y en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

En el primer caso, se estudia aumentar la tributación del Impuesto sobre el Patrimonio, eliminado el límite conjunto del IRPF y Patrimonio, que actualmente no podía exceder, para los sujetos pasivos sometidos al impuesto por obligación personal, del 60 por 100 de la suma de las bases imponibles del IRPF. Según la Conselleria, la eliminación del límite conjunto del IRPF, evitaría que los contribuyentes reaccionen a la presión fiscal del impuesto, y aplicasen los mecanismos de elusión fiscal.

También se propone ajustar al alza el mínimo exento, y modificar la escala de gravamen con tipos más reducidos, lo que beneficiaría a los contribuyentes con menor patrimonio

En el segundo supuesto, se pretende que los socios partícipes de empresas familiares, para poder beneficiarse de las exenciones tanto en el Impuesto sobre el Patrimonio (IP) como en el de Sucesiones y Donaciones, deban poseer el 15% del capital en vez del 5% actual, y para el  caso de agrupaciones familiares los límites pasarían del 20% al 40%.

Lo que antecede no son más que propuestas internas que no tienen por qué acabar materializándose. No obstante, seguiremos atentos a cualquier novedad o avance que pueda producirse.

Ir arriba